miércoles, 11 de enero de 2012

PEINE DEL VIENTO Y LA FUERZA DE LOS TEMPORALES

Al contemplar una obra de arte, la razón y la emoción pueden darse la mano para extraer la esencia de la obra y mediante ella, acercarnos a la realidad del artista.

Esculturas en acero


El Peine del Viento es un conjunto de esculturas de Eduardo Chillida (1924-2002) que están situadas en un extremo de la bahía de la Concha, al final de la playa de Ondarreta en San Sebastián, incrustadas en las rocas a modo de pedestal. Pertenecían a una serie que el escultor vasco comenzó en 1952 y que consiguió materializar 25 años más tarde, en colaboración del arquitecto Luis Peña Ganchegui. El sentimiento hacia la naturaleza y el conocimiento en profundidad de este lugar, le llevaron a crear las esculturas.
Logró un espacio privilegiado, donde el transcurso de las estaciones y el paso del tiempo se hacen evidentes en los cambios que percibimos. El Land Art de Chillida es perenne, a diferencia de las primeras manifestaciones de este movimiento. Su intervención en el paisaje integra las fuerzas de los temporales, las esculturas de brazos ondulados y sugerentes vacíos aguantan las embestidas del mar Cantábrico.





La metáfora del Peine del Viento se hace realidad, en esos días de temporal, cuando el viento sopla con fuerza y el mar genera olas, donde cada una compite por ser las más grandiosa, para deslizarse entre los brazos oxidados del Peine. Como resultado el sonido de las olas, la espuma del agua salada resvalando por el acero y las rocas constituyen un espectáculo que emociona. Las esculturas interactuando con las fuerzas de la naturaleza nos revelan la magia de ese lugar.


Muchas de las obras de Chillida están en espacios públicos, para llegar a un mayor número de espectadores. Suelen ser de gran formato. Trabajó con diferentes materiales, madera, alabastro, cemento, hierro o acero y con conceptos como vacío, luz, sombras llevándole hacia el minimalismo, racionalismo, o la abstracción.
JCuenca.
Fotografías. JCuenca. Cèlia Cuenca. Anna Cuenca.

2 comentarios:

Leovi dijo...

Preciosas fotos de esta magnífica obra que como más bella se presenta es con el mar embravecido, realmente espectaculares, me imagino que pasaste unos momentos de grandes emociones. Saludos.

Yamandú Cuevas dijo...

Hace algunos años tuve la fortuna de estar en este lugar. Fuimos con Marta especialmente a ver esta obra. Ver estas fotos y leer tu texto me ha devuelto el encantamiento de aquel momento. Yo creo que estas formas, para quien haya estado allí, también peinan nuestras ideas, nuestros recuerdos y nuestras emociones.

Buenísimo el blog, Jesús.
Te dejo un gran abrazo.

Entrada destacada

EN MI TALLER. -ENTREVISTA EN ARTELISTA-

Os presento la entrevista, con algunas fotografías de mis obras, que ha publicado ARTELISTA. La he recogido en mi blog,  y he añadido algu...