viernes, 6 de diciembre de 2013

CUADROS DE MUSEO

Visité el MNAC viendo obras del siglo XIX y XX. Fui deteniendome en cuadros que ya conocía de artistas tan reconocidos como Fortuny, Casas, Rusiñol, Picasso o Vayreda,  y otros no tan renombrados que llamaron mi atención como  Gimeno o Joan Ferrer Miró. A continuación expongo algunos comentarios sobre alguna de las obras.


EXPOSICIÓN PÚBLICA DE UN CUADRO. Joan Ferrer Miró.

Joan Ferrer Miró. EXPOSICIÓN PÚBLICA DE UN CUADRO. Óleo sobre lienzo. 60x85 cm. 1888.
Medalla de Oro en la Exposición Universal de 1888.
EXPOSICIÓN PÚBLICA DE UN CUADRO. Este cuadro fue medalla de oro de la Exposición Universal de Barcelona de 1888. Se debe al pintor Joan Ferrer Miró, nacido en Vilanoba y la Geltrú. Es una pintura donde muestra una serie de personajes en diferentes aptitudes y con gran detalle. Observan en un escaparate una obra que no podemos ver. Artur Ramon historiador de arte, anticuario y galerista en su libro Nada es bello sin el azar, pone en duda que el cuadro lo pintara él: "el cuadro es demasiado bueno para un pintor menor, aunque a veces existen pintores de un solo cuadro" y lo atribuye a otro pintor: Román Ribera, amigo de Ferrer. "¿No será que Román Ribera pintó el cuadro que nos ocupa para que su amigo Ferrer Miró lo firmase y lo pudiese presentar al concurso?", se pregunta Artur Ramon. Como vemos en toda obra de arte puede haber dudas de autoría, unas veces porque no va firmada, otras   pese a la firma, la calidad no corresponde con el artista. El ojo de un experto nos puede sacar de dudas, o no.


FRANCESC GIMENO.


FRANCESC GIMENO. AUTORRETRATO.  Óleo sobre cartón. Hacia 1925.

AUTORETRATO de Francesc Gimeno. Fue uno de los artistas inclasificables, que no se movía en los círculos artísticos y comerciales del momento. Su obra más significativa, de carácter expresionista la hizo ya entrado el siglo XX. El escritor Josep Pla le dedicó un "homenot" diciendo de él que era un ser primitivo y anárquico y que creaba por instinto y fuera de las corrientes y cultura de su tiempo. Su autorretrato me recordó uno de Rembrandt del Rijksmuseum, por lo matérico y la expresión en sus pinceladas y manchas. Lo aprecio por la libertad de su creación, por estar por encima de corrientes estilísticas del momento y por hacer una obra auténtica en su tiempo libre, fuera del trabajo habitual.


PICASSO

MUJER CON SOMBRERO Y CUELLO DE PIEL.  Óleo lienzo.
61x51 cm. Año 1937.
LA MUJER CON SOMBRERO es el primer Picasso del MNAC.  Fue una dación en pago de impuestos de la empresa Abertis Infraestructuras. Estas obras que tantas veces hemos visto ilustrando Historias de Arte tienen propietarios y acaban en Museos. El proceso para conseguir el Picasso duró un año según Narcís Serra, en aquel momento presidente del patronato del MNAC. La pintura es un retrato que el artista hizo a Marie-Thérèse por entonces su compañera. Es un cuadro de pequeño formato de formas distorsionadas,  entre lineal y pictórico que me lleva a asociarlo con otras pinturas del museo, mucho más antiguas, como el pantocrátor de Sant Climent de Taüll.
Comentarios y fotografías JCuenca.

Entrada destacada

EN MI TALLER. -ENTREVISTA EN ARTELISTA-

Os presento la entrevista, con algunas fotografías de mis obras, que ha publicado ARTELISTA. La he recogido en mi blog,  y he añadido algu...