TORRE DE RINER

Hay paisajes desconocidos que parecen reclamar nuestra presencia, vamos por la carretera y de pronto aparece una señal de -lugar de interés- y allá nos dirigimos para conocerlo, desviándonos de nuestra ruta. Carretera estrecha, de curvas y desniveles, en buen estado. Enormes rocas salpicando las  laderas. Notas de color de otoño en la vegetación y final de trayecto junto a una antigua iglesia. Nos llama la atención una torre rectangular de piedra y cerca un panel informativo. Es la torre de Riner, que pertenece a un antiguo castillo medieval, construida con grandes muros de piedra y una altura entre 16 y 18 m. y la parroquia de Sant Martí del siglo XVII. Contemplamos el lugar solitario. Tan sólo hay un gato de angora de pelos rastas, que busca compañía. A lo lejos se oye un rumor de agua que pertenece al río Negre. Vemos rutas señalizadas para hacer senderismo y seguimos brevemente el camino mirando los árboles que nos indican por su corteza ennegrecida, que sobrevivieron a un incendio. Son doblemente pinos negros, acompañados por numerosos arbustos y piedras de gran tamaño. Todo esto bajo una bóveda azul salpicada de nubes. Volvimos a la torre y observamos que parte de ella se levantaba sobre un suelo de roca y muy cerca de la pared norte se adornaba con un bello granado que desafiaba el desnivel del terreno. Seguimos percibiendo los detalles del lugar, muros de piedra con signos templarios. Hueyas de otros tiempos.









Comentarios

Leovi ha dicho que…
Bonito lugar y bastante desconocido y muy interesante, evocador de múltiples historias. Las fotos nos proporcionan suficiente información para hacernos una buena idea del mismo. Buen trabajo.
xenaia ha dicho que…
No conocia esta zona pero me ha gustado mucho lo que has descrito, tomo nota para visitarlo!

Gracias por compartirlo :)

Entradas populares