viernes, 9 de diciembre de 2011

SANT JERONI DE LA MURTRA

Paseaba por los caminos de la Serralada de Marina, un día soleado de  otoño  para visitar  el monasterio de Sant Jeroni de la Murtra, disfrutando del paisaje. Miraba los arbustos, cañas , pinos, encinas y las hojas doradas que aún permanecían en algunos  árboles. Mientras, otras personas compartían el itinerario haciendo deporte, a pie, en bicicleta o a lomos de algún bello caballo. A lo lejos divisaba el monasterio, y también, como parte del paisaje, las torres de alta tensión que sostenían los cables eléctricos. Un lugar con tanta historia como veremos a continuación, (en el fragmento de la web de Sant Jeroni), no ha podido evitar estas actuaciones que interfieren en los elementos naturales y culturales del lugar. 

Más de cinco siglos de historia
Sant Jeroni de la Murtra es un antiguo monasterio gótico situado en el Valle de Belén, próximo a la ciudad de Badalona. Perteneció a la orden de los jerónimos y fue fundado, en 1416, por el mercader barcelonés Bertran Nicolau, sobre la antigua casa de Ça Murtra . A partir de esta casa se construyó la iglesia, las celdas, el claustro, el refectorio, la cocina y otras dependencias monásticas.
Los monjes lo habitaron hasta el 1835, fecha de su quema parcial. El incendio destruyó la iglesia, parte del claustro y la Obra Nova y dispersó el archivo y la importante biblioteca que poseían. Afectado por la desamortización de Mendizábal, fue subastado. A finales del s. XIX y principios del XX, residió en el monasterio una interesante colonia de veraneantes. En 1947, la Sra. Francesca Güell i López compró el lote principal para convertirlo en recinto de soledad y silencio y, también,  para conseguir su restauración.
Un hecho notable fue la entrevista de los Reyes Católicos, benefactores del monasterio, con Cristóbal Colón, a la llegada de su primer viaje al Nuevo Mundo, en abril de 1493. Colón se llevó al jerónimo fray Ramon Pané a su segunda expedición, considerándosele primer evangelizador y etnólogo de América por su trabajo con los taínos de La Hispaniola, hoy República Dominicana.
El monasterio es conocido como La Murtra debido al arbusto (mirto) que dio nombre a la antigua casa. Sus flores blancas son símbolo de paz. No obstante, su nombre canónico es Santa María del Valle de Belén. ( De la pág web www.lamurtra.cat)

También el monasterio estuvo vinculado con el emperador Carlos I en 1536. Durante su estancia preparó la conquista de Túnez.

El monasterio está en proceso de restauración e irá avanzando dependiendo de los medios con los que cuente. En cuanto a las consecuencias ambientales y paisajísticas de las torres electricas no creo que esté ni siquiera considerado corregir, por lo que el progreso sin regulacion irá dejando su hueya impactante y negativa.

Sin embargo existe un  MANIFIESTO POR UNA NUEVA CULTURA DEL TERRITORIO con diez puntos que de seguirse notariamos cambios en el paisaje. Dicho manifiesto fue redactado por el Colegio de Geógrafos y la Asociación de Geógrafos Españoles ante la evidencia de una urbanización masiva y desordenada del territorio español:

1. El territorio es un bien no renovable, esencial y limitado.
2. El territorio es una realidad compleja y frágil.
3. El territorio contiene valores ecológicos, culturales y patrimoniales
que no pueden reducirse al precio del suelo.
4. Un territorio bien gestionado constituye un activo económico de
primer orden. 
5. El planeamiento territorial y urbanístico es un instrumento esencial
para la actuación de los poderes públicos.
6. El planeamiento municipal debe tener como principal objetivo facilitar
el acceso a la vivienda, 
7. El planeamiento territorial debe proveer acuerdos básicos sobre el
trazado de las infraestructuras, el desarrollo de los asentamientos y el
sistema de los espacios abiertos.
8. El Gobierno central y las Cortes Generales del Estado no pueden
desentenderse del territorio.
9. En un mundo crecientemente integrado la gestión del territorio debe
atender también a los compromisos de solidaridad y responsabilidad
global. 
10. El impulso de los valores de sostenibilidad ambiental, eficiencia
económica y equidad social requiere de una nueva cultura del territorio. 

 A lo lejos divisaba el monasterio, y también, como parte del paisaje, las torres de alta tensión que sostenían los cables eléctricos.
El territorio es una realidad compleja y frágil.

Un hecho notable fue la entrevista de los Reyes Católicos, benefactores del monasterio, con Cristóbal Colón, a la llegada de su primer viaje al Nuevo Mundo, en abril de 1493.
 El territorio contiene valores ecológicos, culturales y patrimoniales

También el monasterio estuvo vinculado con el emperador Carlos I en 1536.

Fuente en la entrada

 Fue fundado, en 1416, por el mercader barcelonés Bertran Nicolau

En 1947, la Sra. Francesca Güell i López compró el lote principal para convertirlo en recinto de soledad y silencio y, también,  para conseguir su restauración.

El monasterio es conocido como La Murtra debido al arbusto (mirto)

Mientras, otras personas compartían el itinerario haciendo deporte, a pie, en bicicleta o a lomos de algún bello caballo.

Más de cinco siglos de historia
 El territorio es un bien no renovable, esencial y limitado.
Comentarios y fotografías JCuenca

No hay comentarios:

Entrada destacada

EN MI TALLER. -ENTREVISTA EN ARTELISTA-

Os presento la entrevista, con algunas fotografías de mis obras, que ha publicado ARTELISTA. La he recogido en mi blog,  y he añadido algu...