ÁRBOLES DE LA MEMORIA

El árbol como vínculo con el pasado, con la cultura, con la memoria, con la estética y con la naturaleza.

He plantado una arboleda para oxigenar la memoria, cuyas semillas se plantaron en tiempos diferentes. Los árboles de los que hablo son los elementos de la naturaleza que pueblan mis pinturas. Recurro a ellos para expresarme, para explorar en sus formas y texturas y para reivindicarlos como elementos necesarios para la vida.
En el aspecto formal no los imito -la mímesis no es para mi-, los siento.
Desde mi subjetividad los proyecto de forma expresionista, en los soportes que unas veces son lienzos, otras son papel y otras madera; madera de árbol.
He plantado árboles fuertes, solitarios, frágiles, rebeldes, invisibles, altos, bajos. Árboles translúcidos, árboles de madera, árboles como nubes. Árboles urbanos. Árboles en bosques de colores, que hacen alusión al gran beneficio ambiental que proporcionan y para reivindicar más árboles en esta ciudad, en los bosques, o en las selvas, en los caminos y en los montes.

Esta compilación de obras abarca un período de unos 20 años, al reunirlas permite ver el árbol como elemento recurrente entre las comparaciones formales y estilísticas, al mismo tiempo que dialogan las obras. Quizás, además, esta insistencia en representarlos sea también una de las maneras de echar raíces en estas tierras en las que no nací. De buscar una identidad necesaria. Decía Chillida "lo ideal es que seamos de un lugar, que tengamos las raíces en un lugar (…). Todos los lugares son perfectos para el que está adecuado a ellos y yo aquí en mi País Vasco me siento en mi sitio, como un árbol que está adecuado a su territorio”.


Mi obra esta hecha en Barcelona, lugar al que vine a vivir cuando tenía 11 años. Esta reflexión es con el propósito de agrupar mis obras sobre áreas temáticas. En este caso los árboles.
Jesús Cuenca.

Enlace para ver las obras ARBOLES DE LA MEMORIA

Comentarios

Entradas populares