LA COLUMNA DE TRAJANO Y EL PAPA


En otros tiempos la Columna de Trajano estaba rematada por un águila. Tambien lo estuvo por una estatua del emperador y, desde 1558 por orden de Sixto V, lo está por una de San Pedro. Evidentemente un papa tan autoritario curtido en la inquisición, no tuvo problemas en colocar al apostol  a 38m del suelo (que es lo que mide la columna más el pedestal), en un monumento romano que se terminó en el 114 de nuestra era para conmemor la victoria de Trajano contra los Dacios. Si se pudieran desplegar los relieves descriptívos que contiene, de vida en un campamento, construcción de un acueducto y asedio a una ciudad, tendríamos un friso de 200 m. En el Museo Nacional de Historia de Rumania, se puede apreciar con sumo detalle, pues se hicieron moldes que se muestran al visitante a la altura de la vista.


El  papa no tenía demasiada devoción por las obras de la Roma clásica y muchas de estas sirvieron como material de contrucción o como hemos visto, de magníficos pedestales para santos. Su pontificado es digno de mencionarse. Cuando fue nombrado papa, quiso poner orden al pillaje en que había quedado sumida Italia tras la muerte de Gregorio XIII. Se sirvió del cardenal Colonna para perseguir con furia a las cuadrillas de malhechores, convirtiéndo el puente de San Angelo en escaparate de cabezas, con un mensaje explícitamente disuasorio. Más tarde persiguió a ladronzuelos y prostitutas. Esta empresa era poca cosa para él, pues en su mente estaba la unión de las naciones católicas contra la apóstata Isabel I de Inglaterra y pensó en la nación más católica de aquel tiempo y de todos los tiempos, España, para llevar a cabo sus planes. Escribió a Felipe II que también tenía asuntos pendientes con los ingleses, exigiéndole llevar a término "alguna empresa famosa" en pro de la religión y en contra de Isabel I. (Menos mal que estas cosas de la historia acaban sabiéndose, aunque algunos utilizan estos conocimentos como quieren en vez de hacerlos servir para no incurrir en la repetición). El monarca aparte de la fé, necesitaba algo más tangible y material, así que contando con los ingresos de la Corona de las Indias, los recursos de la Iglesia, la fiscalidad castellana y todos los esfuerzos económicos y políticos hicieron posible una gran flota para invadir Inglaterra. En 1588 con la bendición papal se envió La Armada Invencible, que no fue tan invencible como pensaban y acabó  como todos sabemos. 

La visita de Benedicto XVI también es una empresa famosa llevada a cabo en la  la nación que sigue siendo tan católica como antes. La visita del Papa, además de la ayuda pública está patrocinado por banqueros y grandes empresas que no paran de ganar cada vez más mientras sus recortes afectan a infinidad de personas. El número de parados que hay en la actualidad no cabría en las explanadas donde se han congregado los católicos. Asi que el mensaje evangélico dado a las masas.... mientras que se alian con los principales causantes de los recortes en recursos económicos y en derechos sociales es contradictorio. Tan contradictorio como colocar a San Pedro en un pedestal pagano.

Para saber más sobre la Columna de Trajano. Enlace.
Para saber más sobre Sixto V. Enlace.
Para saber más sobre el viaje a Madrid, (financiación, colaboradores) de Benedicto XVI. Enlace

Texto y fotografías JCuenca.

Comentarios

Leovi ha dicho que…
La colocación de San Pedro en esta bella columna es una demostración de poder, al igual que la reciente visita del Papa. A la iglesia católica no le importan las contradiciones, porque de ellas se ha alimentado a través de los siglos, lo que le interesa es seguir manteniendo el poder. Por cierto, maravillosas fotos. Saludos

Entradas populares