sábado, 30 de abril de 2016

EL TEMPLO DE VISTABELLA DE JUJOL

Josep Mª. Jujol i Gilbert nació en Tarragona en 1879 y murió en Barcelona en 1949. Fue en ésta última ciudad donde cursó  arquitectura acabándola en 1906.  Ya de estudiante trabajó en los estudios de los arquitectos Gallissà y Font i Gumà donde realizó decoraciones muy personales y  también colaboró con el genial arquitecto Gaudí  desde 1904. Fue una etapa marcada por amistad y por la impronta genial de Jujol en algunas de las obras de Gaudí, como en la  Casa Batlló, Park Güell, Catedral de Mallorca y en la Casa Milà.
En 1906 cuando obtuvo el título de arquitecto, comenzó a coger encargos por su cuenta, e  inicio su primera obra en Tarragona, el Teatro Patronato Obrero (Metropol). A partir de 1913 trabajó en Sant Joan Despí, destacando la Torre de la Creu y Casa Negre.  En  Barcelona la Casa Planells y la Fuente de la plaza España.  En el "Camp de Tarragona" en Els Pallaresos, destaca la Casa Bofarull y la Casa Andreu.  En Guimerá y  Constantí destacaremos sus Parroquias.  En  Vistabella destacamos su iglesia de la que hablaremos a continuación, y en  Montferri el Santuario de Montserrat,  que dejó inconcluso terminándose 50 años después de su muerte.

Vistabella es una pequeña población, agregada al municipio de La Secuita en la provincia de Tarragona. En 1918 los vecinos, se plantearon tener iglesia propia para no tener que ir a la vecina localidad. Los impulsores de este proyecto fueron el mosén Joan Llovet y el Sr Pere Mallafré que cedió un terreno, encomendándole a Jujol. El arquitecto obró en gran rapidez puesto que al día siguiente les presentó a modo de maqueta un trozo de madera cuadrado con unos alambres clavados. Cuenta el hijo de Jujol que los asistentes se quedaron sin palabras, y cuando le preguntaron que donde estaría el campanario, Jujol señalando un punto dentro de el alambre les dijo: "está aquí". 
En vez de planos, un sencillo modelo tridimensional y un punto de partida para una gran obra. Jujol era un arquitecto que seguía la obra, o mejor dicho la vivía y colaboraba personalmente.
Contaban con un moderado presupuesto y por tanto la elección de materiales modestos; modesto si se le puede llamar así a las piedras de los viñedos cercanos, que para Jujol eran por sí mismas  obras de arte. Las utilizaba tanto para los muros como para la decoración. En las aristas puso esas piedras únicas del "Camp de Tarragona". La madera, el hierro, el ladrillo son los otros materiales que Jujol supo colocar en esa iglesia que crecía.
La entrada en ese cuadrado, está en una esquina,  formada por un pórtico que da acceso a cuatro puertas. Atravesamos el espacio en diagonal,  hasta llegar al altar mayor, siguiendo una orientación oriente-occidente, que es como están orientadas todas las catedrales según Fulcanelli. Si miramos hacia arriba vemos dos arcos parabólicos que se cruzan y definen el espacio central, soportando el peso de las bóveda sin necesidad de refuerzos, como necesitaban las catedrales. Gaudí consideraba que el estilo gótico era imperfecto, precisamente por necesitar contrafuertes y no saber transmitir las fuerzas directamente.
Hay una serie de capillas adyacentes, decoradas.  Una tenue luz pasa a través de siete ventanales, con vitrales y alabastro.   Los vitrales  con rostro de ángeles,  están basados en dibujos que hizo Jujol sobre papel de periódico encolado. Una lámpara que cuelga de un arco se compone de materiales reciclados, de latas, cuerdas y maderas. Es una pieza realmente ingeniosa, como los candelabros que tienen en su base bolas de petanca. Estos materiales de desecho considerados no artísticos, en manos del artista se convierten en  estructuras dotadas de un espíritu poético.
En este sentido se adelanta a lo que más tarde se conocería como Arte Povera.  Jujol es transgresor en contrapunto a la cultura tradicional. En vez de mármoles, piedras.  En vez de oro, pintura dorada. En vez de frescos en las paredes, imágenes que el mismo pintaba, reproduciendo los productos del campo,  como el trigo y la vid, y acompañados por pájaros de su imaginario.



Iglesia del Sagrado Corazón en Vistabella. (1918-1923)

Detalle de fachada y las piedras que adornan las aristas.

Pórtico situado en una de las esquinas de la planta cuadrada de iglesia.

Detalle de los materiales, ladrillo, piedra

Interior

Lámpara hecha con elementos reciclados.

pinturas originales de Jujol.

Uvas. Productos cercanos.

La vid y un pájaro de Jujol.

Candelabro con piezas recicladas.

Interior del altar mayor restaurado por la hija de Jujol. Bóveda azul con estrellas.

En la iglesia encontramos siete aberturas alargadas coronadas por arcos ojivales, que incluyen vitrales y el resto del hueco alabastro Dejando  pasar una luz tenue.
Jujol hizo los dibujos de los ángeles sobre papel de periódico encolado.

Cabeza de ángel de escayola en mal estado. En la Guerra Civil la iglesia sufrio numerosos desperfectos.

Desde el palco.

Hay once cruces templarias en el templo.

Algo escondida la firma del arquitecto, junto con la epígrafe latina: Domine dilexi decorem domus tua.


El edificio ha sido  declarado Bien Cultural de Interés Nacional, en la categoría de monumento histórico por la Generalitat de Catalunya.
Para visitar esta iglesia, se debe concertar previamente la visita con el Sr. Francesc Fernández Fortuny, al número de teléfono 650 235 286.


Para saber más sobre la iglesia de Vistabella y Jujol,  este link: Sobre el oficio y la técnica en la obra de Josep Maria Jujol. Autor Francisco Rodríguez Llansola.

Església del Sagrat Cor de Vistabella.

Comentario y fotografías JCuenca.

No hay comentarios:

Entrada destacada

EN MI TALLER. -ENTREVISTA EN ARTELISTA-

Os presento la entrevista, con algunas fotografías de mis obras, que ha publicado ARTELISTA. La he recogido en mi blog,  y he añadido algu...