domingo, 9 de febrero de 2014

LA VIRGEN DE LA ALDEA

Marc Chagall
La Virgen de la aldea
1938-1942
Óleo sobre lienzo
102,5 x 98 cm
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
Viendo el cuadro  La Virgen de la aldea, pintado entre 1938 y 1942  resulta dificil vincularlo con esa época convulsa de la Segunda Guerra Mundial. Chagall se desvincula en su obra de la  crítica social o el compromiso revolucionario y se centra en la tradición popular y las vanguardias. Así su vocabulario iconográfico está vinculado a sus vivencias personales arraigadas en la comunidad judía a la que perteneció en Vitebsk y a su formación en París a principios del pasado siglo. Chagall utiliza elementos de la realidad para relacionarlos, en un espacio libre de las leyes de la perspectiva.
La  Virgen vestida de novia  sostiene al  Niño en sus brazos, rodeada de ángeles músicos, junto a una vaca que toca  el violín, ingrávidos sobre un pueblo en la montaña.
Al igual que el Greco, Chagall hace visible esos seres celestiales que flotan, y donde al parecer los animales no tocan los instrumentos por casualidad, sino que participan de la "alegría de vivir". Son felices en el mas allá, mientras que en el más acá, en la época que fue pintado el cuadro, la guerra exterminaba a la población. Chagall nos muestra un espacio de felicidad en vez de una cruda realidad. 
Comentario y fotografía JCuenca.

1 comentario:

María Ignacia dijo...

Es muy de agradecer que aparezca esta entrada sobre La Virgen de la Aldea, de Marc Chagall, en los blogs de arte, entre otras cosas, porque demuestra el buen gusto y la sensibilidad del autor del blog ante un cuadro magmífico, que ya ha merecido un extenso artículo que recomiendo, <>, que se puede leer en internet, escrito por María del Carmen García Estradé.
María Ignacia

Entrada destacada

EN MI TALLER. -ENTREVISTA EN ARTELISTA-

Os presento la entrevista, con algunas fotografías de mis obras, que ha publicado ARTELISTA. La he recogido en mi blog,  y he añadido algu...